viernes, 15 de agosto de 2014

El tupido pelaje de René Favaloro

Por Fabián Curotto

Columna tal vez irrelevante la del día de hoy, pero hay cuestiones que ya no quiero callar, siendo que además no tengo por qué hacerlo.
Muchas veces he escuchado poner en la categoría de "prócer nacional" o de "patriota" al doctor René Favaloro. Confieso que para no entrar en discusiones estériles me he hecho el distraído muchas veces cuando alguno se refería a él como "ejemplo de hombre". Bueno, con ganas de polemizar -siendo que polemizar es fijar posición- comienzo diciendo que pocas personas hay tan distantes de ser abarcadas por el término patriota como éste importante y trascendente profesional, que como ciudadano se ajustó mas a su propia conveniencia que a la filantropía.

Claro está, como profesional fue importantísimo, un baluarte de la medicina... pero querer emparentar eso con una supuesta calidad de "hombre digno" es, ademas de arbitrario, peligroso.
A cierto sector reaccionario le debe servir que Don René sea elevado a la categoría de humanista, para desviar el eje de lo que es humanismo, por lo cual no dudo que semejante malentendido haya sido propiciado deliberadamente.

Favaloro, dijo en una ocasión: "No quiero ser recordado como medico sino como un gran humanista" y algunos se lo tomaron en serio.
En su libro Recuerdos de un Médico Rural, ya nos confiesa el autor, refiriéndose distorsivamente a ese peronismo que comenzaba a transformar para bien la realidad de nuestro pueblo: "La mayoría de los estudiantes de esa época éramos profundamente idealistas. No podíamos entender que la dádiva, la demagogia y el acomodo se convirtieran en un estilo de vida. ¡Cómo nos dolían aquellos actos públicos donde estudiantes recibían bicicletas, motonetas y hasta automóviles... ! "

Refiriéndose al gobierno de Perón, elegido por el voto popular, decía: "la demagogia y el populismo barato, insertos en el régimen de turno, iban deteriorando todo, sin prisa pero sin pausa."
Bueno, su antiperonismo era rabioso. Favaloro festeja la caída del gobierno democrático y saluda a la dictadura, denominando “revolución del ‘55” al golpe de estado que contrarió la voluntad popular y fusiló compañeros, mostrando su alivio al ver que a partir de ese evento "la Marina comandaba en nuestra zona y procedía con mano firme para mantener el orden” 
Es en 1980, en plena dictadura de Videla, cuando este "humanista" publica la primera edición de su libro. Lo notable es que su bonhomía no le permite siquiera insinuar en su autobiografía  "derecha y humana” que las dictaduras siempre asesinaban civiles y ahora robaban bebés. Claro, tenía cosas mas importantes para resaltar, como su ego, por ejemplo, que tan apretadamente cabía en esas páginas. Y disfrazado de sencillo, no vaya a ser que se den cuenta.


Hay en el texto alusiones al comunismo, en una interpretación de la “reforma agraria”, ya no como expropiación del latifundio bajo el lema “la tierra es para el que la trabaja”, sino como lo explica a continuación: "Para dividir la tierra no hace falta volcarse al comunismo, hace falta el valor de realizarlo dentro de la democracia para que la tierra improductiva, la tierra fiscal y las enormes extensiones pasibles de riego se desarrollen y atraigan inclusive la buena inmigración extranjera"... ¿A qué se refiere como buena inmigración el doctor? ¿A la de razgos europeos, como declarado seguidor de Sarmiento? Debe ser, pues en otro tramo opinaba que habría que erradicar las villas-miseria porque "De allí saldrán los resentidos sociales y el caldo de cultivo para doctrinas foráneas tan perjudiciales" Ciertamente para él no había que terminar con la villas por razones humanitarias, o por considerar que nadie debía vivir con menos oportunidades que otro semejante, sino porque en ese contexto podían prender las ideas revolucionarias,, como seguramente la "peligrosa" doctrina social de la iglesia que había predicado el Padre Mugica en esos barrios.
Obviamente hubo recompensa a su silencio y "correcta" postura política: justamente en 1980, año de edición de Recuerdos de un Médico Rural, la dictadura  le otorgó a Favaloro un subsidio de varios millones de dólares (en denominación local eran entonces mas de seis mil millones de pesos). No está mal que los gobiernos subsidien o ayuden a fundaciones y otras asociaciones civiles, pero que singular coincidencia que el generoso gesto ocurriese en ese año.
Me terminó de impulsar a mostrar la otra cara, la cara oculta (ocultada) de Don René, la lectura de una encuesta alentada desde el diario Clarín, activo cómplice de la última dictadura argentina. Publicaba Clarin: "En el juego de proponer caras nuevas para los billetes argentinos del futuro, los lectores de Clarín.com encumbraron al cardiocirujano René Favaloro, al Papa Francisco y el Premio Nobel Luis Federico Leloir en un podio imaginario de talentos que podrían acompañar a los próceres tradicionales. Es el resultado de una encuesta on line que se hizo ayer bajo la consigna “¿Qué personaje te gustaría que figure de imprimirse billetes de $200 y $500?” y agrega Clarin "Cuando ya habían votado más de 34 mil lectores, Favaloro iba en punta con el 47,1% de los apoyos... La lista es limitada" Clarísimo, limitada, opciones acotadas,,, y Favaloro entre ellas.
Conclusión: Favaloro, además de un Gran cardiólogo es, en lo político y en lo humano, una construcción deliberada en el imaginario colectivo en base a una serie de "disimulaciones" que esconden su pelaje antipopular (gorila, ya está, lo dije). Reitero, sin discutir su estatura como profesional.
Yo en los noventa era un joven bastante torpe seguramente, condición que no logro superar... a pesar de haber superado lo de ser joven. Pero así y todo no me fué nada dificil darme cuenta, ya apenas asumido su mandato, que Carlos Menem era un traidor, un agente del Imperio, y un genocida económico. Pues bien, el "humanista" Favaloro se distraía una vez mas y declaraba ser amigo de Menem. Dice un artículo de Clarin -extrañamente señala esto, aunque Clarin suele oscilar segun soplan los vientos- nota con fecha del 11 de mayo de 2003 "En la década menemista, Favaloro llegó a cobrar un subsidio de 17 millones de dólares anuales. ¿La contraprestación?...salir en la foto con Menem."
Despues sí, ese final suicida épico, con un tiro en el corazón, en los tiempos de un De la Rúa que no escuchaba muy bien a nadie.

A lo que voy: leamos, estudiemos, analicemos por las nuestras cada hecho y personalidad; no vaya a ser que nos construyan héroes que no son tales y nos hagan creer que seres bastante mezquinos han sido muy generosos, o viceversa, según sea el interés de los poderes anti democráticos que quieren que nada avance.

¿Es "el peor ejemplo como humanista argentino" René Favaloro? Seguramente no... pero que no lo vistan de seda, porque no le queda.


El represor Antonio Domingo Bussi recibía a su amigo, el distinguido Dr. René Favaloro, 
en la Casa de Gobierno. 



Bussi con el Dr. Favaloro y el Dr. Poviña. El médico, el soldado y el jurista. 

5 comentarios:

  1. Viva la dádiva , la demagogia y el acomodo !!!
    Viva Peron y Evita Carajo !!!
    (Andáte a cagar, salame).

    ResponderEliminar
  2. Todavía sigue pasando. Esa mentalidad progre, es la que produjo que Macri ganara. Es hora de formar cuadros con capacidad doctrinaria.

    ResponderEliminar
  3. Todavía sigue pasando. Esa mentalidad progre, es la que produjo que Macri ganara. Es hora de formar cuadros con capacidad doctrinaria.

    ResponderEliminar
  4. Formar Cuadros ?
    Capacidad doctrinaria ?
    Mentalidad Progre ?
    Me parece que te quedaste en los 70 o algo parecido.
    La gente toda quiere Buena Vida, no doctrinas ni ejercitos de Camisas Negras ni SS.
    Macri ganó por el espanto que provocó en los votantes pensantes que votaron al que mejor media en las encuestas , con tal de salvar a la patria de las manos de estos trasnochados que nos asolaron en los últimos años.
    Macri no ganó.
    Fué el tronco que pasó mas cerca de los náufragos y lo manotearon por que no quedaba otra.
    Argentina no es Venezuela, ni Cuba ni Sierra Leona.

    ResponderEliminar
  5. Formar Cuadros ?
    Capacidad doctrinaria ?
    Mentalidad Progre ?
    Me parece que te quedaste en los 70 o algo parecido.
    La gente toda quiere Buena Vida, no doctrinas ni ejercitos de Camisas Negras ni SS.
    Macri ganó por el espanto que provocó en los votantes pensantes que votaron al que mejor media en las encuestas , con tal de salvar a la patria de las manos de estos trasnochados que nos asolaron en los últimos años.
    Macri no ganó.
    Fué el tronco que pasó mas cerca de los náufragos y lo manotearon por que no quedaba otra.
    Argentina no es Venezuela, ni Cuba ni Sierra Leona.

    ResponderEliminar